Hola, bienvenido a mi foro. Aquí encontrarás información sobre mis libros, eventos, consejos, experiencias,

avances y muchas cosas más relacionadas con mi profesión de escritor.

Soy Juan Carlos y espero que te guste lo que vas a encontrar.

viernes, 17 de abril de 2015

EL USO CORRECTO DE LAS MAYÚSCULAS. SEGUNDA PARTE.



EL USO CORRECTO DE LAS MAYÚSCULAS. SEGUNDA PARTE.



            Bienvenidos una vez más a mi blog, en concreto a la sección donde repasamos las nociones básicas para una ortografía correcta y una escritura pulcra que haga que nuestros escritos sean superiores en calidad. En esta entrada retomo el uso correcto de las mayúsculas y termino con sus reglas.
            No está de más volver a recordar que el uso correcto de las mayúsculas es muy importante, y que aunque pueda no parecer importante por ser detalles muy pequeños, un editor puede tirar para atrás vuestros escritos simplemente porque constate que no conocéis las reglas y usos de las mayúsculas. Así pues, sigamos adelante donde lo dejamos la anterior vez.

El uso de las mayúsculas para los lugares, continuación…

6-En los nombres de barrios, distritos o urbanizaciones únicamente se pone en mayúscula el término especifico, no el sustantivo precedente; ejemplo: barrio de Usera, distrito de Chamartín, urbanización La Lobera… El dicho sustantivo solamente empieza con mayúscula en caso de una expresión que así lo exija, como suele pasar con los nombres de asociaciones u organizaciones: Asociación de Vecinos del Barrio de Loranca…En calles, espacios urbanos y diferentes vías de comunicación se inicia con mayúscula el término especifico, no el sustantivo precedente: la calle Serrano, la Puerta de Alcalá, la glorieta de Embajadores… Pero se han dado casos de que el sustantivo se ha terminado fundiendo con el término y por tanto se inician en mayúscula, como en el ejemplo de la Gran Vía.
7-Los adjetivos y sustantivos que forman parte de la denominación de edificios y monumentos se escriben con mayúscula: el Palacio Real, el templo de Karnak, el Coliseo… Si coloquialmente uno de estos edificios recibe un sobrenombre, dicho sobrenombre también se escribe con mayúscula. Podemos citar como ejemplo el famoso Pirulí (Torreespaña, sede de la televisión pública en Madrid). En estancias y recintos de carácter monumental o que formen parte de los mismos si han recibido un nombre también deben escribirse con mayúsculas: el Patio de los Leones, la Cámara de los Lores, la Galería de los Espejos


8-En puertos, aeropuertos y estaciones únicamente se utiliza mayúscula cuando la expresión completa no se refiere al espacio físico, sino a la entidad que rige o controla dicho espacio: el puerto de Valencia tiene un acuerdo con la Policía Nacional. También se inicia con mayúscula si forman parte de un nombre propio o una expresión denominativa, como los nombres de países, organismos, de localidades, etc.: Departamento de Facturación del Aeropuerto de Barajas, Aduana del Puerto de Nueva York… En el caso de las vías de comunicación de cualquier tipo, la mayúscula se coloca en el término especifico, no en el sustantivo precedente: la carretera de Toledo, la autovía de Valencia… Cuando el término es simplemente un número, existe una mezcla de mayúsculas y cifras separados por un guion: A-42 (carretera de Toledo), N-404 (carretera nacional)… Hay excepciones con las vías romanas, ya que su antigüedad las reviste de carácter monumental y entonces, siguiendo la regla ya descrita anteriormente, se empiezan con mayúscula, aunque no es obligatorio: la vía Apia, la vía Augusta

El uso de las mayúsculas para las entidades

1-Se inician con mayúsculas todas las palabras significativas que componen la denominación completa de entidades, instituciones, organismos, divisiones administrativas, unidades militares, partidos políticos, grupos musicales, compañías de teatro, etc.: Biblioteca Nacional, Ministerio de Trabajo, Club Deportivo Fuencarral, Compañía de Teatro la Toscana, Unión de Mineros, Asociación de Petanca, Unidad de Alabarderos de su Real Majestad… Como se puede observar, la regla no incluye a los artículos, ni a las conjunciones, ni a las preposiciones sin ninguna relevancia, pero existen unas excepciones en caso de que las preposiciones sí tengan una especial carga semántica, como en el caso de: Médicos Sin Fronteras, Asociación Española Contra el CáncerLa mayúscula también se emplea en los casos en que una determinada institución o instituciones se abrevien e incluso tengan un sobrenombre: la Complutense (la Universidad Complutense).
2-Hay sustantivos que cuentan con acepciones en las que designan entidades, organismos o instituciones y deben empezar con mayúscula: el Estado, la Iglesia, la Corona, el Imperio… Tanto si es plural como si es singular, se pone con mayúscula. La excepción es cuando vienen acompañados de especificadores: los Gobiernos español y chileno firman un acuerdo comercial… Se admite el uso de la mayúscula en los sustantivos que designan formas de Estado o de gobierno cuando se utilizan estos nombres para designar periodos concretos de la Historia de ese gobierno. Así, podemos poner como ejemplo: Roma comenzó como una Monarquía, para pasar a la Republica y de ahí al Imperio
3-Las menciones a los distintos poderes del Estado se escriben con mayúscula cuando se refieren específicamente a los órganos del Estado en el que descansan al tratarse de una mayúscula institucional: el poder Ejecutivo, el poder Judicial, el poder Legislativo… En el caso de la palabra ejecutivo se pondrá con mayúscula cuando se utilice como referencia al Estado o Gobierno de una nación: el Ejecutivo español admitió las propuestas presentadas… Se inician con mayúsculas los sustantivos que forman parte del nombre oficial de un país y que sea el nombre completo: Estados Unidos de América, Reino de España, Principado de Andorra… pero tiene que ser siempre oficial, pues existen casos como la republica mexicana donde no, ya que el verdadero nombre oficial es Estados Unidos Mexicanos.


4-Junto con la primera, se escriben con mayúsculas todas las palabras que formen el nombre completo de un establecimiento comercial, deportivo, recreativo, cultural o similar: El Corte Inglés, La Vaca Argentina, C&A, El Gato Negro… Se ha puesto de moda en los últimos tiempos nombres para estos establecimientos un tanto peculiares, sobre todo en los restaurantes, cafeterías y bares. Para este uso se emplea la misma regla con las mayúsculas, salvo los artículos, las conjunciones coordinantes y las preposiciones sin especial carga significativa: bar Akí Me Quedo, cafetería La Gran Chuleta, pub La Penúltima Copa
5-Se inician con mayúsculas los sustantivos y adjetivos que formen parte de los nombres de las órdenes religiosas, militares o ambas cosas a la vez: la Orden de Calatrava, la Orden del Temple, los Caballeros de San Agustín… En algunos casos se utiliza nada más que una especificación, y en estos casos se inician con mayúscula: el Temple Pero, atención, la mayúscula no se utiliza para los nombres de los miembros que forman el colectivo: los jesuitas, los franciscanos, los templarios
6-Para los nombres oficiales de las entidades deportivas, normalmente sustantivos y adjetivos, se usan las mayúsculas: Real Madrid, Juventus, Manchester UnitedEn el apartado de las selecciones nacionales, se utiliza la mayúscula cuando existen otras opciones alternativas que, la mayor parte de las veces, lo son por los colores del equipamiento: la Albiceleste (Argentina), la Roja (Chile o España), la Naranja Mecánica (Holanda)… Pero nótese que los sustantivos y adjetivos que se utilizan para describir a los aficionados de las entidades deportivas no se inician con mayúsculas: los madridistas, los reds, los pepineros

El uso de las mayúsculas con las denominaciones relacionadas con la actividad intelectual y cultural

1-En nuestro idioma, el español, únicamente se utiliza la mayúscula en la primera palabra del título de cualquier obra de creación y el resto de palabras deben ir en minúscula, excepto los nombres propios o cuando alguna regla sobre las mayúsculas lo obliga: La gran aventura del reino de Asturias, Crónicas de un conquistador, El hombre que mató a Liberty Valance… Al contrario que en el inglés, cuando un título va en cursiva ya se hace intención de resaltar su extensión, por tanto, debe evitarse el uso de las mayúsculas: Diccionario de la lengua española (forma correcta). Existen casos en los que el artículo no pertenece al título de la obra, aunque se haya popularizado que sí. En estos casos, el artículo no comienza con mayúscula: la Odisea, el Satiricón, la Anábasis… Cuando nos referimos al título de una obra, pero la abreviamos ya sea por uso coloquial o para indicar que tenemos cierta versión, se mantiene su forma cursiva y se inicia con mayúscula: Poseo en mi colección un Quijote de 1800… Cuando en una misma frase nos referimos al título de una obra se debe comenzar con mayúscula siguiendo las reglas anteriores, y además delimitamos el título con comillas para ayudar a su comprensión: La nueva novela del autor J. C. S. Clemares “La sombra del Águila” ya se encuentra a la ventaEsta misma regla se emplea dentro de los textos con divisiones internas o en los títulos de las subdivisiones, iniciando la primera palabra con mayúscula y encerrando el título en comillas: En el capítulo IV, “Crónicas de un conquistador”, podemos apreciar el giro argumental que hace el autor
2-En los titulares de prensa únicamente se inicia con mayúscula la primera palabra, a excepción de los nombres propios o de aquellas palabras sujetas a las reglas de las mayúsculas: Terremoto en Caracas deja graves destrozos, La conferencia de los diferentes líderes europeos se quedó en nada, Un nuevo triunfo del Real Madrid acerca el título de Liga… El nombre de las colecciones, periódicos y revistas deben iniciarse siempre con mayúsculas, al completo, incluso aunque sean palabras que de otra forma normal no se pusieran con mayúscula: El Diario de Madrid, Grandes Clásicos de la Literatura, Akal Ediciones… como se ha podido comprobar, los artículos no se inician con mayúscula.
3-Los sustantivos y adjetivos que forman parte de los títulos o subdivisiones de los libros sagrados se escriben con mayúscula, no así el artículo que los procede: el Nuevo Testamento, el Génesis… Se escribe con mayúscula todos los elementos significativos, sustantivos y adjetivos, que formen parte de los títulos de documentos oficiales e históricos: el Tratado de Versalles, el Tratado de Tordesillas, la Paz de Westfalia
4-Se inician con mayúsculas las palabras todos los elementos significativos de los textos y documentos de carácter legal o jurídico: Texto Civil, Código Jurídico, Ley para el Mantenimiento del Orden… Cuando el título es demasiado largo suele utilizarse una serie de códigos formados por números, en este caso, se inicia con mayúscula la primera palabra: Ley 23/3884 de 5 de abril para la regulación de
5-Los títulos de ponencias, discursos, conferencias, charlas, etc., se comportan de la misma forma que los títulos de libros sin importar su duración. Es decir, se inicia con mayúscula y se coloca la misma cuando las reglas así lo pidan: Debate sobre la posibilidad de utilizar energías alternativas en ciudades de ámbito rural… En caso de que en el título haya mención a otra obra, esa mención debe ir encerrada entre comillas y se le aplica la regla para títulos a que dé lugar: Conferencia sobre “Crónicas de un conquistador” y su impacto en la moderna novela histórica Todas las palabras significativas que formen parte del nombre o título de un programa, plan o proyecto, ya sea público o privado, deben iniciarse con mayúsculas: Plan para la Integración del Menor… Pero si el título o nombre es demasiado largo, entonces únicamente se inicia con mayúscula la primera palabra y el resto queda sujeto a las reglas normales: Plan para el desarrollo de las vías turísticas rurales dentro del entorno protegido de las lagunas de la parte norte del Jarama
6-En los lemas, eslóganes y consignas, ya sean privados o de instituciones, de publicidad o no, únicamente se escribe con mayúscula la primera palabra: ¿Te gusta conducir?, Limpia y abrillanta, Ante las drogas di no… Cuando estos lemas se citan dentro de un texto, por ejemplo en un periódico, los lemas deben encerrarse dentro de comillas e iniciarse con mayúscula: Miles de manifestantes, bajo el lema de “Sí a la vida”, se concentraron en el centro de Madrid

7-Los sustantivos y adjetivos que forman parte del nombre de las disciplinas científicas y las diferentes ramas del conocimiento en contextos académicos o curriculares y cuando designen materias regladas o estudios se inician con mayúsculas: Me he licenciado en Historia y Filosofía, esta tarde me he matriculado en Filología, ¿qué profesor te da Matemáticas?Los sustantivos y adjetivos que forman parte del nombre de una asignatura o materia de estudio se escriben con mayúscula inicial: Física, Química, Lenguaje… pero si dicha asignatura posee un nombre excesivamente largo, entonces sólo se inicia con mayúscula la primera palabra: Historia del arte en los poblados tainos antes del contacto con los europeos en el siglo XIII

Hasta aquí he llegado con la segunda parte del uso correcto de las mayúsculas, dado que no quiero cansar a los lectores con las múltiples reglas que existen. Con la tercera parte ya daré por terminado el Uso correcto de las mayúsculas. Espero que te haya servido.

            Si te ha gustado este artículo, puedes leer también estos otros:












No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada