Hola, bienvenido a mi foro. Aquí encontrarás información sobre mis libros, eventos, consejos, experiencias,

avances y muchas cosas más relacionadas con mi profesión de escritor.

Soy Juan Carlos y espero que te guste lo que vas a encontrar.

martes, 13 de octubre de 2015

¿PUBLICO MI LIBRO POR INTERNET DE FORMA INDEPENDIENTE? ¿O NO? VENTAJAS Y DESVENTAJAS



            ¿PUBLICO MI LIBRO POR INTERNET DE FORMA INDEPENDIENTE? ¿O NO? VENTAJAS Y DESVENTAJAS


            Hola a todos y bienvenidos una vez más a mi blog. En esta nueva entrada voy a comentar lo que opino acerca de publicar nuestras obras por Internet en portales tipo Amazon, Bubok, Lulu, Google Play, Ibookstore y otros, o por Facebook o creando tu propio blog o página Web donde colgar tus novelas. Esta no es una entrada para reseñar diferentes sitios donde poder publicar digitalmente libros ni dar una somera descripción del portal con sus ventajas o desventajas o sus requisitos para poder publicar. Es una respuesta a la pregunta que muchos lectores y seguidores de mi blog me hacen respecto al asunto de publicar sus obras por Internet de forma independiente. Puesto que me piden mi opinión y consejo, he creído conveniente crear esta entrada y así dar cabida cuenta de lo que pienso. Voy a intentar ser lo más sincero posible, alejarme de mis manías personales a la vez que voy a utilizar mi experiencia personal tanto como escritor como editor (que ya no lo soy, por desgracia) para contestar.

Los tiempos y las tecnologías cambian

            Esta es una verdad que hay que asumir en nuestras carreras como escritores. Los que ya llevamos algún tiempo dedicados a esto y somos más o menos de la “vieja” guardia o unos románticos incurables, echamos de menos esos tiempos en que escribir era sencillamente (casi nada) rubricar nuestras historias en papel y luego ir de editorial en editorial para entrevistarse con los editores y vender nuestra novela. En los países anglosajones, que en esto nos llevan mucha ventaja, este trabajo lo hacía (y sigue haciéndolo) la figura del agente literario.
            Hoy en día esto ya no es así. Ahora existen otras formas de publicar libros y las editoriales ya no tienen ese toque personal con los autores a no ser que los autores triunfen y arrasen en ventas. Ahora hay que prodigarse por redes sociales, por blogs, páginas Web y ser muy activo, pues en este mundo de prisas, demagogia y filosofía barata la atención del lector es efímera como las gotas del rocío por la mañana. Las editoriales se enrocan cada vez más con sus autores punteros y sus políticas editoriales arcaicas y erradas, negándose a abrir la puerta de la oportunidad a los nuevos autores. Esto ha llevado a la creación de una gran masa de escritores que al comprobar que con las editoriales fuertes y grandes no tienen oportunidades han de ir entonces con sus novelas a editoriales más modestas o casi desconocidas. El problema es que en los últimos años, tal y como he reseñado en otras entradas con datos demoledores, las pequeñas y medianas editoriales casi han desaparecido, devoradas por la competencia desleal e injusta de las grandes editoriales, la rapacidad recaudatoria de ayuntamientos, comunidades y Estado y por la falta cada vez más de lectores.


            Así pues, ¿qué le queda al autor que desea ver publicado sus libros? Hace unos años se puso de moda la auto publicación, pero el paso del tiempo ha demostrado que la inmensa mayoría de las editoriales de auto publicación lo único que hacían era aprovecharse del autor para sacarle su dinero y apenas prestaban atención a la obra. Los libros eran muy caros de publicar, la distribución era pésima y la publicidad nula o escasa. Al final, el escritor terminaba endeudado con la editorial de auto publicación, desilusionado y con un montón de ejemplares de su libro en casa acumulando polvo. Han sido muchos los autores que vieron aquí su carrera literaria truncada.
            La aparición de Internet y portales, así como las nuevas tecnologías, han abierto nuevas sendas de oportunidades para los autores y si bien al principio parecía que iba a ser la tumba para la literatura, al menos para los escritores, al final parece que se ha convertido en la tan ansiada oportunidad de publicar. Eso sí, que nadie se engañé, que el libro digital lejos de favorecer al autor le ha puesto las cosas todavía más difíciles. Pero, al menos, es una nueva herramienta a utilizar.
            Cada vez son más los autores que deciden publicar sus libros por portales como Amazon, Kobo o Smashwords de forma independiente, dejando de lado a agentes, figuras de terceros, editores y demás. A este nuevo fenómeno que cada vez tiene más adeptos se le conoce como “autores independientes”, o entre nosotros “autores indie”.

¿Cuáles son las ventajas?

            La primera de todas es que puedes publicar tu libro. Aquí no va a haber un editor que te va a decir que tu novela es mala, que no es el género que ellos publican, que no sirves como escritor o que eres desconocido y por tanto no van a arriesgar dinero por tu obra. No. Aquí directamente publicas. Te registras en el portal, subes tu novela en el formato que te digan, pones una portada y listo. Tu novela ya está publicada, a la venta y con la posibilidad de llegar a millones de potenciales lectores distribuidos por todo el planeta.
            Otra considerable ventaja es la propagación de tu libro. El fenómeno conocido como boca a boca es bastante poderoso y puede redundar en tu beneficio siempre y cuando sea positivo, claro, que también existe la versión negativa. Al contrario de lo que suele suceder con el libro en papel, el libro digital es mucho más fácil de distribuir y criticar. Me explico. Un lector compra un libro de papel, lo lee, le ha gustado mucho y tal vez lo recomiende a sus amigos y familiares. Pero de ahí no suele pasar. Existen algunos foros y asociaciones de lectores que se dedican a recomendar por Internet los libros que van leyendo, pero cada vez quedan menos y su potencia de propagación es más bien escasa. En cambio, el lector que descarga y lee un libro digital suele comentarlo una vez leído y puntuarlo. No todos lo hacen, por supuesto, pero basta para que cuatro, cinco o diez lectores lo hagan para llamar la atención del resto de cientos, miles, millones de lectores que no se deciden qué libro descargar por no tener referencias. En cuanto ven que unos lectores puntúan bien una obra y la comentan mejor, no se lo piensan y descargan el libro, recomendándolo a su vez. Y estas recomendaciones, críticas y puntuaciones pasan de una página Web a otra, de un perfil de una red social a otro, de un portal a otro como fuego en un pajar y en cuestión de días, incluso puede que de minutos, una novela puede ser conocida por muchas personas.
            No importa cuál sea el género literario que escribas. Puesto que los portales de publicación de libros digitales no ponen ningún impedimento puedes subir tus novelas sean del género que sean. Aquí no te vas a encontrar con editores que te digan que tu novela pertenece a un género “menor” o poco comercial. Es más, muchos autores con proyectos muy personales ven su gran oportunidad de publicar su obra gracias a estos portales.
            Incidiendo en lo dicho antes, eliminas los intermediarios, figuras en su mayoría de las veces parásitas de los autores que no hacen más que estorbar, encarecer los precios de los libros y poner obstáculos.
            La rapidez en publicar es otra gran ventaja. Normalmente para publicar en un portal por Internet te basta con registrarte y fin de la historia. Para publicar tu libro no te piden un montón de papeles ni tan siquiera que demuestres que la obra te pertenece, aunque sí que existen algunos portales que sí lo hacen. Por eso, como nunca me canso de decir, registra todas tus obras a tu nombre en el Registro de la Propiedad Intelectual antes de publicar o dar a conocer tu novela sea en el formato que sea.
            Es gratis, es decir, no te van a pedir dinero por publicar (ojo, alguna que otra sí lo hace, pero son las que menos), pero al contrario, y esto lo veremos en las desventajas, no te hagas ilusiones con ganar mucho dinero. Te puedes dar de baja en cualquier momento sin problemas y quitar tus obras.
            Estas pueden ser las principales ventajas. Ahora veamos las más importantes desventajas.



La parte mala del asunto

            Que lo tiene. No todo es oro en el país de las Amazonas ni vuelan únicamente mariposas entre las flores. La principal desventaja es el abuso que económicamente hacen los portales con tus libros. La inmensa mayoría de ellos se quedan con el 60, 70 y hasta el 80% de lo ganado con una descarga, siendo paupérrima la parte del autor.
            Otra gran desventaja es que las editoriales convencionales, las grandes y potentes, esas mismas que se han dedicado a poner trabas a los autores durante años, también publican sus libros por estos portales y por tanto hay que tener en cuenta que no vas a poder competir con ellos en cuestión de publicidad. Para llamar la atención de los lectores y competir con las editoriales tienes que poner los precios bajos, y como eso lo saben los portales, te quitan más porcentaje de la venta cuanto más bajo pongas el precio del libro. Llamarles piratas es quedarse corto.
            La escasa publicidad que hacen de tus obras es otra gran desventaja. Si quieres que tu libro sea conocido tendrás que ser tu mismo quien haga la publicidad, bien a través de páginas Web, redes sociales, foros o sitios similares. El problema que esto plantea es que para estar siempre muy activo y actualizado en las redes sociales y por Internet has de dedicar mucho tiempo a esta tarea. Tiempo que restarás para lo verdaderamente importante: escribir. Los autores consagrados pagan a gente que se dedica única y exclusivamente a este trabajo. Y muchos autores independientes dedican más tiempo a publicitar su libro y a estar presente en las redes sociales que a escribir, con lo cual su carrera literaria se acaba. Hay que saber encontrar un punto intermedio.
            La piratería se ceba más con los libros digitales que con los de papel. Es bastante fácil que tu libro acabe siendo descargado y colgado en foros o páginas Web para su descarga gratuita sin que lo sepas; o peor aún, que ganen dinero a costa de tus novelas y no veas ni un céntimo por ello. Así como que se copie o plagie la novela, ya que los portales no pueden ofrecer una protección total. La pueden ofrecer para el asunto de la descarga, que sea legal y pagando, pero una vez la obra ha sido descargada el control sobre la misma se pierde. Y el formato digital es muy fácil de manipular.
            Publicar en formato digital sigue siendo la opción con menos lectores en el mundo al menos de momento. En el mejor de los casos, en países como Estados Unidos o Alemania, la compra de libros digitales mediante la descarga es tan solo el 25% del total de los libros vendidos en un año. Esto significa que a no ser que seas un autor con miles de descargas mensuales lo más fácil es que pases desapercibido y prácticamente nadie te conozca en el peor de los casos.
            Las grandes editoriales, al menos en el caso de España, siguen sin dar importancia a un autor que sea independiente, y en el caso de muchos lectores lo mismo. Es la idea generalizada, idea errónea, que un autor que necesita auto publicarse, ya sea en formato digital o papel, es porque no es un buen escritor y dado que no encuentra quien le publique se tiene que auto publicar. Es tan estúpida esta forma de pensar que no me voy a detener mucho en ella. Pero, por desgracia, está muy arraigada en la mente de muchos editores y lectores.



            Algunos portales te piden la exclusividad y no te dejan publicar con otros portales mientras lo estés haciendo con ellos.
            Estas son las principales desventajas que tiene el publicar por Internet. No quiere decir que si se publique en Internet te vayan a pasar todas estas cosas, pero sí que están ahí y es bueno tenerlas en cuenta y conocerlas.

¿Pero publico en Internet o no?

            Y aquí llegamos a la cuestión. Primero me he limitado a poner las ventajas y desventajas y una vez enumeradas ambas, responderé a la pregunta. No te voy a decir lo que tienes que hacer, pero sí lo que yo haría. Y lo que yo haría es publicar por Internet en portales tipo Amazon. ¿Por qué? Porque las ventajas pueden compensar los riesgos que puedes correr que, por otra parte, quizás no ocurran nunca. Si estas intentando publicar tus novelas y las editoriales no te hacen caso, ¿por qué tener tus obras en casa acumulando polvo y sin que nadie las lea? Es mejor colocarlas en un portal por Internet y así al menos tenerlas visibles. Cada descarga es un pequeño triunfo, y cada crítica, buena o mala, es una forma de darte a conocer a los potenciales lectores. Ten en cuenta que los portales donde colocas tus libros son excelentes escaparates mundiales. Aunque pongas tu obra en español, lo puede descargar cualquiera aunque no hable dicho idioma. Y puesto que el español es el primer idioma en cuanto a ser oficial en un país en el mundo, el mercado es amplísimo.
            La gran mayoría de los últimos éxitos literarios en formato papel vienen precedidos de haber tenido éxito antes en los portales de descargas de libros digitales. Y prácticamente todos fueron autores independientes que fueron en su día rechazados por las editoriales. Aunque esto no ocurre de forma muy frecuente y es más bien la excepción, no menos cierto es que muchos autores comienzan a publicar con grandes editoriales gracias a haber tenido relativo éxito en Internet en cuanto a descargas o por haber tenido buenas críticas por parte de los lectores. Es más, la proliferación de portales de descargas y de autores independientes están consiguiendo arrebatar lectores, y por lo tanto ventas, a las editoriales convencionales. Esto ha llevado a las editoriales a darse cuenta de que el futuro se encuentra en Internet y en esos autores independientes a los que durante tantos años han despreciado. Ya hay muchas editoriales que han creado la figura de un captador de éxitos en ventas por Internet. Estos profesionales se dedican a rastrear por los portales novelas que tengan potencial y se descargan y leen aquellas obras que consideran pueden ser publicadas. Nunca se sabe si tu novela puede ser descargada y leída por uno de estos captadores y finalmente ser publicada en una gran editorial.
            La gran demanda de aparatos electrónicos, es decir, las nuevas tecnologías, también es algo a tener en cuenta a la hora de favorecer tu carrera como escritor y tus ventas por Internet. Hay que tener en cuenta que muchos portales permiten descargar los libros a más de un soporte digital, y que también los teléfonos móviles, las tablets, los ordenadores y otros aparatos sirven para descargar y leer libros digitales. Es decir, las posibilidades aumentan puesto que no hace falta tener un E-Book para descargar libros, sino que desde tu teléfono lo puedes hacer y de forma muy sencilla.
            Los libros digitales aportan al lector, o sea, al comprador, una gran oferta en la que elegir sin prácticamente correr un riesgo. Me explico. Los libros en España, y en gran parte del mundo, son muy caros. Vas a una librería o a una gran superficie comercial y te encuentras con que el precio medio de un libro es de veinte euros y diez euros para las ediciones en bolsillo. Siendo así, da mucho reparo gastarse tanto dinero en un autor desconocido o en una novela de la que no sabes absolutamente nada. Es un riesgo muy fuerte, pues te gastas un dinero duramente ganado o ahorrado y corres el riesgo de estar comprando algo que luego te puede no gustar nada. Los libros digitales son muy baratos. Exceptuando los libros de las grandes editoriales, que son tan caros, o casi, como en su edición en papel, los autores independientes ponen sus obras a precios realmente baratos, cuando no gratis. Siendo la descarga a uno, dos o como mucho dos euros y medio, ya no hay tanto reparo en comprar libros desconocidos o de autores de los que nunca hayas escuchado hablar. ¿Te parece interesante? Lo descargas, lo lees y si no te gusta la inversión ha sido tan ridícula que ni te enfadas ni te sientes mal. Esto se traduce en que Internet no importa tanto que seas desconocido, sino que tu novela sea del género que el lector ande buscando.

Reflexión final

            Como has podido leer, amable lector, soy partidario de publicar por Internet por portales que faciliten esa posibilidad siempre y cuando dichos portales sean legales y tengan unas mínimas garantías judiciales. Aunque verdaderamente la fama y el dinero siga siendo cosa de las grandes editoriales y el publicar en papel, hay que tener en cuenta que los dos grandes objetivos de un escritor son que tus obras sean leídas y publicadas. Aunque de momento el proceso es lento, llegará el día en que los libros publicados en papel sean la excepción. Hay que adaptarse a los nuevos tiempos y llegar a los lectores por todos los medios posibles. Es más, existen autores que directamente no quieren publicar con las editoriales convencionales porque están  convencidos de que son un lastre para la literatura del futuro. Hay casos de autores top descargas por Internet que han rechazado contratos muy lucrativos con editoriales al preferir seguir publicando por Internet de forma independiente.
            Pero aquí que cada cual haga lo que crea conveniente. Te he puesto las principales ventajas y desventajas y te he dicho lo que yo haría. Reflexiona y haz lo que creas debes o puedes hacer.



Va, una lista con portales para publicar tus novelas

            Bueno, tanto hablar de portales, al final me decido a poner una pequeña lista de los portales más conocidos y los que ofrecen mayor garantía en cuanto a legalidad y seguridad.
1-Amazon. El rey indiscutible de los portales de descarga. El que mayor difusión tiene y quien de forma más profesional publica tus libros. El Kindle es el lector de libros más usado. La gran pega es el enorme porcentaje de beneficios que se queda a consta del lector.
2-Payhip. Su comisión es la mejor de todas: el 100% para ti. El método de pago es Paypal.
3-Lulu. Es otro de los portales más conocidos. Posee un gran mercado de usuarios y te permite el 90% de los beneficios. Lo peor es su mediocre forma de adaptar las novelas al formato digital.
4-Clickbank. Ojo, que este portal es de pago. Te cobran por registrarte y es bastante caro, pero su red de afiliados es de las mayores del mundo y sus ediciones son inmejorables. Su punto débil es su poca difusión en otros países que no sean de lengua inglesa.
5-Autopublicación Tagus. Este portal es español. De hecho, ha sido creado por la famosa red de librerías La Casa del Libro. El asesoramiento es bastante bueno, pero su difusión deja algo que desear así como las condiciones.
6-Kobo. Llamado también el portal para vagos, pues te lo hacen todo. Te limitas a mandar tu obra en formato doc. y ya está. Eso sí, se quedan con un gran porcentaje de las ventas.
7-Bubok. Otro portal español y el más veterano de todos. La ventaja de este portal es que te permite publicar en otros sitios.
8-My ebook. Portal gratuito y pago a través de Paypal (cosa que a mí no me gusta nada, pero es cuestión de gustos) y el 90% de lo que obtengas por las descargas es para ti.
9-Smashwords. Aparte de publicar y vender tus libros, puedes vender libros de otra persona (supongo que previo permiso del autor) mediante un programa de afiliación. Al igual que Amazon, el porcentaje de los beneficios varía.
10-Booktango. Aunque es de pago, te llevas el 100% de las ventas y además cuenta con una gran red de vendedores importantes.
            Existen más plataformas y portales, pero considero que estos son los más conocidos y seguros. Si algún lector conoce otro portal, que no dude en reseñarlo. De la misma forma, si alguno de los datos que he puesto sobre los portales son erróneos hacérmelo saber para corregirlo.
            Hasta aquí hemos llegado con esta entrada. Buena suerte, compañero escritor, y recuerda que nunca te debes rendir. Nos vemos.










No hay comentarios:

Publicar un comentario